Se desliza con sutileza extrema

y lo sublime de cada movimiento

culmina con el salto sobre una cesura

para crear el metro perfecto.

 

La grandeza de cada sujeto se corresponde

con el abrazo de música y verso.

Y en un acto supremo de virilidad

denuedo, honor, épica

-inmortal suceso-,

ponen en erupción los labios

ante ustedes.

 

Un éxtasis supremo

de arte,

conmoción

-dulzura en extremo.

El poeta

y su rival:

Un compositor,

maestro de la nota

creador sin igual.

Anuncios