Etiquetas

En medio de pinceladas  cómicas
apareció una sonrisa macabra;
la ciudad se hizo cementerio.
La muerte: una Diosa triunfal,
capa púrpura, ojos vacíos y puñal,
caminaba con los Hombres,
se reía de los Santos, de Todos.

Parió la Noche engendros:
huesos blancos,con reflejos de Luna;
narices amorfas,graves, afiladas, puntiagudas.
Ojos con tinieblas: cuerpos vueltos al revés,
cuerpos sin manos ni pies, diablos vestidos de mujer.

Las miradas bajan hasta el fuego
se consuelan en recibir afecto, dolor y sexo;
lascivia en las miradas, se alzan las faldas.
Triunfa el vicio del espiritu corrupto, más grande
ahora que el resto que es luto.
Se rió el Caído, porque ayer fue celebrado
pero hoy ha revivido.

Anuncios